Redondo (Sabugo). (Son de León)

Detalles

Redondo nun yía Redondo, Redondo nun yía quien yera. Redondo yía’l mechor mozu que pasea la ribera. Redondo se acercó a los toros y le dijo a su madre: «Necesitas veinte duros y me los tienes que dar». «Veinte fuerte en uno te lastimé: te doy veinticinco si me prometes, Redondo, que te olvidas de esa vaca». “Me olvidé de esa mujer a pesar de que me dieron dos mil duros. La amo más que a mi madre, más que al dinero de nadie y, si no hubiera pecado, más que a la Virgen del Puño ”. La probitina enferma ya se ha quedado sin dinero. Redondo y su novia marchan al extranjero. Redondo y su novia marchan al extranjero.

Deja un comentario

  • (will not be published)